Blogia
paque-Tom

No todo es CORRER

No todo es CORRER

Como no todo va a ser correr en esta vida, me propuse hacer un paréntesis en las pasadas vacaciones y guiado e hipnotizado por las lecturas del señor Dan Brown, hice una pequeña “escapada” a Paris, con la gran excusa de ser un Indiana Jones de la vida e intentar descubrir los famosos Códigos de Leonardo da Vencí.

Deciros que después de casi hora y media de espera para entrar en el Louvre y hacer un “huequecillo” entre la multitud de gente que se encontraba delante de la mujer con la risa más famosa de todos los tiempos, allí estaba yo, mirándonos el uno al otro y sin mediar palabra empiezo un análisis de la misma hacia mis adentros.

 Su rostro es ambiguo, la indefinición sexual la hace situar entre una mujer y una adolescente pero  por encima de todo tiene la sonrisa más melancólica y misteriosa de la historia.

El retrato es el de Madonna Lisa, la señora Lisa, la esposa de Francesco del Giocondo, de donde toma su sobrenombre.

Me cuentan que Leonardo retuvo consigo el retrato hasta su muerte y que nunca dejó de trabajar en él, jamás se lo entregó a su cliente.

 De sus manos pasó a la colección real de Francia y hoy puede verse en el Museo del Louvre, protegida por un panel blindado y envuelta en un remolino de turistas que la fotografían

sin cesar.20081024093524-kl.jpg

 

Justo debajo del famoso triangulo que se encuentra a la entrada del museo (en donde el Sr. Brown nos cuenta que se encuentran los restos de la "madre" de Jesús María Magdalena, se prolonga otro triangulo de vidrio similar al de la parte superior con la diferencia que se encuentra situado geometricamente al revés.

Y como no puede ser de otra manera, tiendas y tiendas y más tiendas recorren el sub-suelo de uno de los museos más famosos del mundo.

Otra de las visitas obligadas era la Torre Eiifel construida para la Exposición Universal de 1889 y que en un principio la idea pasaba por desmontarla una vez que finalizase dicha EXPO, menos mal que los parisinos/as llegaron a impedirlo.

Paseo por el Sena y jardines Eliseos, pasando por el majestuos Arco del Triunfo, para terminar dos días en Disneyland con Mickey, Pluto, Peter Pan, etc . ponen broche final a una semana en Paris ... que como todo en esta vida te aporta gratitud, bien estar, y conocer parte de la historia humana, a pesar de llegar a casa con la cartera VACIA.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres